ensanchar zapatos

¿Cómo ensanchar zapatos para que no aprieten?

¿Cómo ensanchar zapatos para que no aprieten? A lo largo de la vida, todos hemos experimentado la frustración y el malestar de unos zapatos que aprietan. Ya sea ese par de tacones elegantes que compraste para una ocasión especial o esas zapatillas deportivas que te encantan, llevar zapatos incómodos puede convertirse en una verdadera pesadilla. Sin embargo, la buena noticia es que no tienes que resignarte a sufrir, porque existen soluciones efectivas para ensanchar tus zapatos y disfrutar de la comodidad que te mereces.

En este artículo, exploraremos a fondo las diversas técnicas y trucos para ensanchar tus zapatos. Descubrirás que no tienes que renunciar a tus calzados favoritos solo porque te aprietan. Ya sea que se trate de zapatos de cuero, sintéticos o incluso tela, aprenderás cómo aliviar la presión y evitar rozaduras dolorosas.

Te guiaremos a través de métodos caseros, productos específicos para ensanchar, y consejos para prevenir el problema en el futuro. Además, destacaremos la importancia de conocer tus propias medidas y elegir zapatos que se ajusten adecuadamente desde el principio, evitando la necesidad de ajustes posteriores.

5 Trucos para ensanchar zapatos que aprietan, sin dañarlos

Usa calcetines gruesos y el secador de pelo 

Este truco es ideal para zapatos de cuero o sintéticos que necesitas estirar un poco. Primero, ponte varios pares de calcetines gruesos, de manera que llenes el calzado lo más posible. Luego, usa un secador de pelo en la configuración más alta de calor y apúntalo a las áreas del zapato que te aprietan. Asegúrate de flexionar los pies y mover los dedos mientras aplicas el calor. El calor suavizará el material, permitiendo que ceda y se adapte a la forma de tu pie. Continúa calentando y flexionando el zapato hasta que sientas que se ha ensanchado lo suficiente. Es importante ser paciente y no apresurarse para evitar dañar el material.

Prueba el truco del congelador 

Este método es efectivo para zapatos que necesitan un ajuste leve. Llena bolsas de plástico con agua y ajústalas dentro de los zapatos, asegurándote de que llenen las áreas apretadas. Luego, coloca los zapatos con las bolsas en el congelador y déjalos durante la noche. Cuando el agua se congela, se expande, estirando suavemente el calzado. Por la mañana, saca los zapatos del congelador y deja que el hielo se derrita a temperatura ambiente. Este proceso gradual no daña el material y, al mismo tiempo, ensancha los zapatos.

Usa un estirador de zapatos

Un estirador de zapatos es una herramienta diseñada específicamente para estirar y ensanchar zapatos. Por lo general, tiene una manivela o una perilla que te permite ajustar la presión y el estiramiento de manera controlada. Para usarlo, coloca el estirador en el zapato y ajústalo según tus necesidades. Asegúrate de que el estirador quede bien ajustado a las áreas apretadas y déjalo actuar durante varias horas o incluso durante la noche. El estirador de zapatos es una solución segura y efectiva, ya que no daña ni deforma el calzado.

El alcohol y el papel mojado pueden funcionar

Humedece papel de periódico o servilletas de papel con alcohol isopropílico y colócalo en el interior de los zapatos, asegurándote de que se ajuste bien a las áreas apretadas. El alcohol actuará como un suavizante y ablandará el material del zapato. Una vez que el papel esté húmedo, pon los zapatos durante unos minutos y luego retira el papel. A medida que el alcohol se seque, ayudará a que el calzado se expanda suavemente.

Productos para ensanchar zapatos

En tiendas de calzado, puedes encontrar productos en aerosol o líquidos diseñados para ablandar el cuero o el material de los zapatos y facilitar su estiramiento. Sigue las instrucciones del producto para lograr los mejores resultados.

Productos para ensanchar zapatos 

Aerosoles y sprays para ensanchar 

Estos productos son una opción práctica para ensanchar tus zapatos de forma eficiente. Los aerosoles y sprays para ensanchar generalmente contienen ingredientes que ablandan y relajan el material del zapato, como el cuero. Para usarlos, simplemente rocía el producto en el interior del zapato, centrándote en las áreas que te aprietan. Luego, ponte los zapatos y camina un poco para permitir que el producto haga efecto. A medida que el material se suaviza, los zapatos cederán y se adaptarán mejor a la forma de tus pies. Es importante seguir las instrucciones del producto y ser paciente, ya que los resultados pueden no ser inmediatos.

Estiradores de zapatos 

Los estiradores de zapatos son herramientas diseñadas específicamente para ensanchar el calzado de manera controlada y segura. Por lo general, consisten en un dispositivo con una manivela o una perilla que te permite ajustar gradualmente la presión y el estiramiento del zapato. Para usar un estirador de zapatos, coloca el dispositivo en el zapato que deseas ensanchar y ajústalo según tus necesidades. Deja que actúe durante varias horas o incluso durante la noche para obtener resultados efectivos. Los estiradores de zapatos son ideales para quienes desean un control preciso sobre el ensanchamiento de su calzado y son una solución segura que no daña el material.

Plantillas expansibles 

Las plantillas expansibles son una alternativa efectiva para ensanchar zapatos sin alterar permanentemente su estructura. Estas plantillas se colocan en el interior del zapato, debajo de la plantilla existente. Tienen la capacidad de proporcionar un poco de espacio adicional para los pies al levantar ligeramente el pie y crear más espacio en el calzado. Puedes encontrar plantillas expansibles de diferentes grosores, lo que te permite personalizar el ajuste según tus necesidades. Son especialmente útiles si tienes varios pares de zapatos que necesitan ensancharse, ya que las plantillas son fácilmente transferibles de un par a otro. Esta opción es versátil y no daña el material del zapato.

En Calzados Amorós te aconsejamos para comprar los zapatos adecuados 

Comprar zapatos adecuados es fundamental para mantener la comodidad y salud de tus pies. Aquí tienes algunos consejos que debes tener en cuenta antes de elegir tus zapatos para evitar que te aprieten:

  • Conoce tu talla: es crucial conocer tu talla de calzado actual. Los pies pueden cambiar de tamaño con el tiempo, así que asegúrate de medir tus pies regularmente para obtener la talla correcta. Considera medir ambos pies, ya que es común que uno sea ligeramente más grande que el otro. Opta por la talla que se ajuste al pie más grande.
  • Compra al final del día: los pies tienden a hincharse ligeramente a lo largo del día debido a la actividad y la gravedad. Por lo tanto, es recomendable comprar zapatos por la tarde o noche, cuando tus pies estén en su tamaño máximo. Esto garantiza que los zapatos te queden bien durante todo el día.
  • Prueba ambos zapatos: a menudo, uno de los zapatos en una caja puede ser ligeramente diferente al otro. Asegúrate de probar ambos zapatos y caminar un poco para asegurarte de que ambos sean cómodos y se ajusten correctamente.
  • Considera la forma de tus pies: algunas personas tienen pies planos, mientras que otras tienen arcos altos. Asegúrate de que el zapato se adapte a la forma de tus pies. Algunas marcas ofrecen opciones específicas para diferentes tipos de pies.
  • Mide el espacio en la punta: deja un espacio de alrededor de medio centímetro o un dedo de espacio entre tu dedo más largo y la punta del zapato. Esto permite que tus pies tengan espacio para moverse sin estar demasiado apretados.
  • Prueba diferentes modelos: no te limites a un solo estilo o marca de zapatos. Prueba varios modelos y marcas para encontrar el que mejor se adapte a tu pie y estilo de caminar. No todos los zapatos se ajustan igual, incluso si son del mismo tamaño.
  • Camina y siéntete cómodo: camina por la tienda con los zapatos puestos para asegurarte de que te sientas cómodo. Presta atención a posibles puntos de presión, roces o deslizamientos. Deben sentirse bien desde el principio; no cuentes con que se “den de sí” con el tiempo.
  • Considera la ocasión y el uso: piensa en el propósito de los zapatos. ¿Los necesitas para ocasiones formales, actividades deportivas o para uso diario? Asegúrate de que el estilo y la funcionalidad sean apropiados para el uso previsto.
  • Calidad sobre cantidad: invierte en zapatos de calidad. A menudo, los zapatos de calidad durarán más, serán más cómodos y proporcionarán un mejor soporte para tus pies. La inversión en unos buenos zapatos vale la pena para tu comodidad y salud.
  • Escucha a tu cuerpo: si un par de zapatos te resulta incómodo o doloroso en la tienda, no esperes que se vuelvan cómodos con el tiempo. Escucha a tu cuerpo y busca un par de zapatos que se adapte bien desde el principio.

En Calzados Amorós sabremos asesorarte para que elijas el zapato adecuado, que se ajuste a tu pie y a tus necesidades. ¡Ven a visitarnos o llámanos si necesitas consejos! 

Carrito de compra
Abrir chat
💬 ¿Puedo ayudarte en algo?
💬 ¿Puedo ayudarte en algo?
Ir al contenido